domingo, enero 27, 2008

El paradigma del traductor del siglo XXI en Chile


Hace algunos días me encontré con un interesante documento en la Web, les dejo la introducción.


"Como traductor técnico y consultor de localización, continuamente me sorprendo ante la falta de conocimientos técnicos sobre herramientas de software que muestran muchos traductores y project managers. He sido testigo de innumerables horas malgastadas en tareas que pudieron ser ejecutadas automáticamente o finalizadas en unos cuantos minutos. Como editor, con frecuencia he tenido que esforzarme para mejorar textos traducidos con un nivel lingüístico o conocimientos específicos adecuados, pero cuya calidad es inferior debido a que el traductor no supo cómo usar las herramientas o formatos necesarios.

Al parecer, en algún punto después que se hizo común que los traductores utilizaran computadoras para su trabajo, muchos de nosotros nos convencimos de que realmente no éramos lo suficientemente inteligentes (léase: técnicos) para transformarnos en usuarios competentes. Lo irónico de esto es que muchos de nosotros traducimos textos altamente técnicos y complejos día a día. No es que no seamos inteligentes, es simplemente la noción errada de que no somos lo suficientemente hábiles para utilizar las computadoras que hemos comprado.

Es el momento de adoptar un nuevo paradigma para nuestra profesión: no solo debemos convencernos de que tenemos que usar bien las computadoras; hacerlo es decisivo para nuestro éxito."

Jost Zetzsche

http://www.internationalwriters.com/toolbox/

N. del T.: Ya es hora, ¿no creen?

3 comentarios:

Sergio - El autor perdido dijo...

Podría esperar esta realidad en el mundo de los traductores, pero creo que es inaceptable en un Project Manager. El PM debe entender el trabajo antes de asignarlo a un recurso de traducción. Es más, creo que es deber del PM instruir al traductor en caso necesario y facilitar su tarea. Lamentablemente estamos llenos de Project Managers mediocres que se conforman con enviar trabajos sin pensar en que el equipo de traducción podría necesitar "más información" o herramientas para hacer bien su trabajo.

Pablo dijo...

Claro, es que en esos casos no se puede hablar de un Project Manager, sino de una persona que simplemente hace transferencia de archivos.

Protagonista dijo...

Lo que pasa es que los que se hacen llamar "PM" sólo trabajan de "abrochar" (jerga de traductores argentinos) a un traductor con el trabajo, pero realmente no cumplen el rol que deberían , de coorddinación, seguimiento y apoyo del traductor y del trabajo.