martes, septiembre 02, 2008

La traducción en Chile, Parte III (1ra Conferencia de Proz en Chile)


El pasado sábado 30 de agosto, se celebró en dependencias del campus San Joaquín de la Universidad Católica, la 1era conferencia organizada por el conocido sitio Web para traductores Proz.com y sus dedicados y activos colaboradores locales.

Por primera vez en la historia de la traducción en Chile, una entidad del mundo profesional internacional ofrecía un evento de esta naturaleza, mis expectativas eran altas respecto de los aportes que recibiría la comunidad traductora nacional.

Sin embargo, con excepción de la muy interesante exposición del traductor, revisor e intérprete consecutivo de inglés a español Xosé Castro Roig, y la entretenida ponencia del Dr. Manuel Ramiro Valderrama, durante la mañana, el resto de las actividades e instancias ratificaron, una vez más el estatus amateur que tiene nuestra comunidad.

A ratos, me parecía estar en una reunión o acontecimiento social de lo que he llegado a llamar la “farandulilla traductoril”. Los conocidos de siempre y una que otra cara nueva, todos con un interés casi imperceptible en lo que al desarrollo de nuestra profesión se refiere.

La primera mesa redonda dedicó largos pasajes a mostrarnos la cantidad de asociados que tiene el colegio de traductores de Santiago, los pares idiomáticos en que trabajan estas personas, etc.; los extraños motivos por los cuales una agencia pequeña descarta currículos y traductores (Ej. tener una cuenta de correo electrónico de Hotmail es razón suficiente para no ser siquiera considerado) y otros datos irrelevantes, por decir lo menos, respecto del desarrollo profesional. Quizás, las intervenciones rescatables fueron las de una agencia cuyo fuerte es la interpretación, ya que su representante describió con precisión la labor diaria de un intérprete, vaciló, sin embargo, cuando se le consultó sobre los medios a través de los cuales su empresa protege la salud de sus trabajadores (conocido es el alto nivel de estrés al que se ven enfrentados los intérpretes en su trabajo diario), y finalmente, la exposición del representante de Lionbridge en Chile, quien dejó al desnudo el limitado perfil profesional del, me atrevería a decir, 80% de los traductores titulados de nuestro país.

Una vez más, me sentí como "la voz que clama en el desierto" si me permiten usar la analogía bíblica, ya que al poner un tema de debate en la mesa (responsabilidad de las universidades y de las asociaciones gremiales y colegios profesionales en el desarrollo profesional de los traductores), quizás el único de la jornada, nadie se hizo partícipe y la única respuesta que obtuve fue “ desde el punto de vista docente… los alumnos no saben nada, no tienen idea de la importancia del factor tecnológico en esta profesión, no se puede hacer nada contra eso…”.

La segunda mesa redonda, si la podemos llamar así, fue lisa y llanamente una tanda publicitaria iniciada por la institución dueña de casa mediante una tediosa descripción de lo que podría ser un Magister en Traducción, aun en proceso de aprobación interna. Me pregunto, ¿tal es la calidad del currículo de pregrado que se pretende profundizar con este posgrado?

El resto de los integrantes del panel se dedicó a tratar de interesar o captar a posibles alumnos con “ganchos” tan poco actualizados como ofrecer una enseñanza de traducción con Microsoft Word e Internet (!!)…

Tragicómico.

¿Cuando llegará el día en que ser traductor profesional en Chile no dé lo mismo que ser vendedor de perfumes, cremas, etc. (con todo el respeto que me merecen dichas actividades)?

¿Cuándo se generará la instancia de dar al traductor nacional el sitial que se merece en este mundo globalizado?

¿Cómo podemos abordar esta situación de un modo homogéneo como comunidad?

¿Cuándo vamos a dejar de mirarnos el ombligo y levantaremos la cabeza?

¿Quién o quiénes son los encargados de asumir esta responsabilidad?

¿Existe un interés real?

¿Voluntarios? Acá hay uno.

10 comentarios:

Eduardo dijo...

Pucha, compañero. Hubiera sabido que se iba a realizar semejante evento, hubiera sistido y me habría hecho eco de su "clamor en el desierto".
Sin embargo, dado como describes que se desarrolló el encuentro, creo habría decepcionado todas mis expectativas. La gente que está a cargo de formar a los traductores por norma general NO ES TRADUTOR DE PROFESIÓN, NUNCA HA TRADUCIDO NADA y sólo tiene una idea vaga, idealizada y desinformada de lo que es la actividad de la traducción.
Si se ven las mallas curriculares de muchos insitutos y universidades que osan impartir traducción, se ve claramente que quien diseñó los programas no tiene las más remota idea de lo que está hablando.
Pero encuentros como ésos pueden ser una buena forma de empezar un cambio.
Esta última vez sólo estabas tú, pero para la otra puede haber más gente y así a la larga crear un punto de masa crítica de cordura y sensatez que, tal vez, sirva para mejorar las cosas.
Felicitaciones de nuevo por tu blog, muy buena instancia!

Cecilia dijo...

Hola Pablo, creo que tu comentario, más bien invitación a debate, fue muy interesante, pero a algunos le conviene hacer oidos sordos en vez de afrontar la realidad y empezar a cambiarlos.
Soy estudiante de último año de la carrera de Traducción y la educación en mi isntitución aún es prehistórica y andamos con el diccioanrio bajo el brazo, lo que me parece más bien vergonzoso. Y lo creas o no, nadie se queja y juran que la traducción es como traducir poesía sentados frente al mar. Yo he abierto los ojos y cada vez que puedo also la voz para ver que pasa o esperar una reacción, sin embargo mis profesores duermen sobre los laureles.
Bueno, como comentario encontré interesante algunos presentaciones como la de Xosé Castro, pero otras muy malas.

Felicidades por tu blog y espero que cada año mejore nuestro campo a nivel nacional.

ed dijo...

Pablo,

Gracias por la invitación a leer tu blog.

Al parecer, no me perdí de mucho al irme más temprano de la conferencia; aunque a decir verdad, al ver el programa, ya me sospechaba algo de lo que tú comentabas.
Para aportar a la discusión, tengo que decir que desde el último congreso de estudiantes traducción, al que tú mismo asististe como expositor, por lo menos en la Upla, han habido algunos cambios. Durante el semestre pasado, los alumnos de traducción tuvieron computación aplicada a la traducción, donde pudieron ver Trados (Workbench, Tag Editor[código html], Multiterm), además de funcionalidades de buscadores (Mozilla) y clientes ftp.
Creo que algo se ha recogido el guante desde esa vez.

Respecto del respeto por parte de la comunidad, creo que en términos generales, en Chile, dado nuestro modelo económico, las Ciencias Humanas siempre tienden a estar relegadas a un segundo o tercer lugar (es cosa de pensar en los profesores); lo mismo pasa con la música o el arte. Hoy en día estamos ante la hegemonía de las ciencias duras; hay que ver el rango de influencia que puede llegar a tener un ingeniero, ¡si hasta les dicen a los traductores como hacer su trabajo (verdaderos genios algunos)!

Por otra parte, mientras la cultura empresarial imperante no empiece a valorar las cosas más allá de la ganancia inmediata, muchas cosas seguirán como están hasta ahora -estancadas-, y nuestro país seguirá siendo un país exportador de bienes primarios e importador de ideas del Norte a ser aplicadas con el mínimo de esfuerzo...

... y el máximo de ganancia.



Saludos desde Valparaíso.

Edgardo

Pablo dijo...

Muchas gracias a todos por sus comentarios, esto es lo que necesitamos, generar un debate nacional respecto de nuestra profesión. Yo estoy dispuesto a seguir con el discurso hasta que logremos profesionalizar nuestra actividad.
Cuenten conmigo para cualquier seminario, charla, jornada o lo que sea.

Anónimo dijo...

Bueno, soy estudiante de Traducción y realmente me puse muy contenta al encontrar este Blog, simpre he tenido la duda en relación a lo que estoy estudiando, porque desde un principio supe que el campo laboral no es muy bueno, ya que no es muy conocido, pero me encanta y es lo que quiero hacer. Me sirven muchos sus comentarios como Traductores que ya ejercen. Mi carrera es Técnica y el próximo año pretendo seguir para ser 100% prfesional, estudiando dos años más. Un comentario con respecto a lo que dice Eduardo, y al parecer es bueno para mi, la gran mayoría de los profesores que me hacen clases en la universidad son Traductores que ejercen como tales y que por lo que dicen les va muy bien, creo que la educación es muy buena ya que son profesores realmente dedicados y cada día no cuentan de sus experiencias como Traductores, ya el resto va en los alumnos, si tomamos o dejamos su gran enseñansa. Espero cada día se nos abran más puertas y nuestro país entienda y valore una buena traducción, que no sólo se debe saber bien otro idioma si no que tambien son necesarias las técnicas que sólo los profesonales saben aplicarlas, me falta para ser profesional pero pretendo ser de las buenas.
Todo mi apoyo y felicidades por el Blog.

Ivalu dijo...

Pablo, gracias por la invitación a tu blog. Leí tu comentario y a pesar que no estoy en un rubro humanista siempre he pensado en lo debilitada que está nuestra profesión en Chile. Las causas... muchas, si profundizamos podemos pasar por las mallas curriculares, los docentes, la seriedad de los estudiantes (que dicho sea de paso ¿cuántos se toman la carrera en serio?) y lo digo porque el estudiante chileno en general no exige, no reclama, no le gusta indagar. La vocación es importante en extremo, recurro al siempre mencionado ejemplo del profesor, si estudiaste de rebote no pretendas ser un buen docente. Necesitamos reconocernos, que nos reconozcan, así como el "ingeniero hace puentes", el Traductor también debe ser una pieza clave en nuestro engranaje, pero para eso, claro, nos debemos tomar en serio nosotros mismos. No se ustedes, pero yo desde hace mucho que le dejo en claro a mi círculo que no soy un diccionario ambulante y por sobre todo que la traducción no es lo mismo que aprender a hablar inglés, la traducción es ciencia cuando la practicamos, es poesía cuando interpretamos un texto y es sicología cuando intentamos estar en la cabeza del autor... todo esto es mucho trabajo, solo lo puede realizar un profesional. Entonces... a trabajar por ello.

miss.chaplin dijo...

Me parece una excelente intancia de debate esto de dar a conocer info hacerca del poco conocido mundo de los traductores q habiatamos este pequeño planeta llamado chile.En fin, ojala se siga comentando hacerca de las diferentes noticias aconteciads con nuestra area y por supuesto quienes sepan de beneficios para quienes estudiamos esto se den a relucir en el blog.
atte gracias

Anónimo dijo...

tengo una duda... postule a la universidad catolica de temuco a pedagogia en ingles y traduccion ingles-español... quede solo en traduccion ingles-español, y de inmediato me puse a averiguar el campo laboral de esta carrera... y como que me andubo desilucionando la carrera, al parecer no tiene muy buen campo y eso me asusta.
lo qe me gustaria saber es si esta carrera tiene buen campo laboral en paises extranjeros, ya sea Inglaterra o Estados Unidos...

desde ya gracias

Pablo dijo...

Anónimo, puedes escribirme a mi correo personal para aclarar tus dudas.

Saludos.

carolina rebolledo dijo...

Pablo,

mis amigas y yo estamos realizando un trabajo para la Universidad y gracias a tu blog hemos podido sacar muy buenas ideas. Quisiera saber si nos podrías dar tu apellido para así poder citarte en nuestro trabajo.

Muchas gracias.